Honrar a la Patria es más que rendirle tributo en noviembre

“La Patria es esfuerzo creador, es sentido de responsabilidad social, es respeto a la razón y es amor a la libertad”.                                                                                                                                                                   Luis A. Ferre

Al margen de cualquier “leyenda” o debate histórico y controversial que aún pueda existir en el tapete, sobre los antecedentes de lo que fue “La Separación” de Panamá de Colombia o de la “Independencia” de Panamá de España; noviembre es el mes dedicado a la Patria en nuestro hermoso y maravilloso país. Sin embargo, creo que para los miles de panameñ@s que cada año asisten y participan de estas fiestas que convoca a escuelas, colegios, universidades e instituciones públicas y otras entidades de toda nuestra geografía nacional, al disfrute de familiares, amigos, comerciantes y hasta turistas; la patria ha de ser algo más que ese acontecimiento.

Noviembre en Panamá, es el mes para enarbolar, lucir y resaltar los símbolos patrios. Es el mes donde los estudiantes hacen gala de la cinta tricolor y de sus uniformes representativos, sus atuendos vistosos y coloridos, que al repicar de los tambores, las tonadas de los clarines, el deleite de las liras, las batutas, banderines y la destreza coreográfica en su recorrido; miles de jóvenes estudiantes y panameños de las denominadas Bandas independientes, expresan esa gran identidad y fervor patriótico con mucha alegría y sentimiento de nación.

Fiestas Patria 7

 

Sin embargo, considero que el disfrute patriótico de Honrar a la patria durante del 3, 4, 5,10, 28 y demás, debe ir más allá de un concurso de escuelas o colegios, más allá de un despliegue  de los mejores uniformes de galas o de premiar la mejor banda de música o de guerra del país. Es ver más allá del espectáculo y del colorido que durante esos días, en distintos puntos del país saluda y deleita a autoridades en los palcos gubernamentales y al público espectador.

Honrar a la patria es, resaltar y a la vez defender las distintas tradiciones vernaculares y folclóricas, representativas de cada pueblo en nuestra geografía nacional. Es también reconocer y respetar las costumbres, tradiciones, políticas, religiosas y culturales de nuestros pueblos originarios que ancestralmente han convivido y aportado mucho en el contexto de la cultura histórica de conservación al ecosistema y de la identidad nacional.

Honrar a la patria es darle el verdadero reconocimiento y sentido a los símbolos, más allá del significado de cada color, estrella en la bandera o en el escudo y demás elementos que lo describen. Es hacer nuestro el juramento de “Amar, respetar y defender”… nuestra bandera, es hacer nuestra la letra y el contenido de “Alcanzar por fin la victoria”… de nuestro himno nacional. Es darle valor al producto nacional trabajado y logrado con el esfuerzo, el sudor y el trabajo del campesino, el artesano, el obrero o el agricultor.

Honrar a la patria es celebrar con ella y en ella; es mantener viva la memoria histórica de los hombres y mujeres que en distintas generaciones les correspondió luchar por las reivindicaciones, por el derecho, el decoro, las conquistas y la dignidad del pueblo panameño. Es recordar a nuestr@s mártires y las gestas heroicas en las que con gallardía y convicción patriótica entregaron sus vidas, por defender nuestra soberanía panameña y contra la opresión militar extranjera acantonada por décadas en la antigua Zona del Canal.

Honrara a la patria es recordad siempre las distintas jornadas de luchas nuestro pueblo panameño en su legítima defensa  de los derechos humanos, económicos y sociales, en aras de lograr y heredarle mejores días para las generaciones actuales y futuras.

Honrar a la patria es hacer valer y respetar los valores éticos y morales existentes en nuestra sociedad. Es dar la solidaridad, promover la honestidad y el amor al prójimo. Es tener el sentido de compromiso, pertenencia y responsabilidad en lo que hacemos cotidianamente a favor de los demás, así como también en nuestro trabajo.

Honrar a la patria es manifestar nuestra inconformidad y denunciar permanente aquellos hechos y acontecimientos que la manchan y desacreditan como lo es la violencia, la impunidad y las desigualdades sociales que siguen prevaleciendo en nuestro país como la pobreza y el desempleo en una gran mayoría de nuestros nacionales. Es erradicar la corrupción en todas sus formas en las entidades gubernamentales, públicas y privadas. Es luchar por acabar de una vez por todas con la mala distribución existente de las riquezas en nuestro país.

Honrar a la patria es luchar para exigir que nuestra educación y salud pública sea realmente atendida por los gobernantes y que estas puedan gozar de un presupuesto realmente cónsono que le permita tener mejores infraestructuras, acondicionamiento, al igual que abastecerse de recursos logísticos, didácticos e insumos, sin trabas burocráticas de ningún tipo (para ambos casos), de forma tal que puedan ofrecer educación y salud de alta calidad a nuestros ciudadanos.

Fiestas Patria 4

Honrar a la patria, es reconocer papel valioso e histórico de la mujer panameña que en diversas facetas de la lucha, el trabajo y del conocimiento, han aportado significativamente en el avance y desarrollo del país.

El apóstol de América José Martí en su momento dijo: “La patria es dicha, dolor y cielo de todos y no feudo ni capellanía de nadie”. Por ende, honrar a la patria, es cuidar y defender la gran riqueza de nuestra flora, fauna, ríos y minerales, de los usufructadores foráneos, que bajo el amparo de los gobernantes, con “acuerdos y concesiones” cedidas a las trasnacionales, devastan, explotan y saquean los recursos existentes en toda la geografía del país.

Lo anteriormente descrito reflexivamente, nos indica entonces que cada vez que disfrutemos en familia o amistades, del espectáculo de los desfiles, la música y demás actos alusivos a los eventos y festejos patrios, debemos recordar que la Patria se ha de valorar, recordar y honrar cotidianamente, en la lucha constante y en el entorno humanista, académico, cultural, laboral o social en nuestro país.

En ese sentido tengamos siempre presente aquella frase de Juan Pablo Duarte, que nos dice:

“Trabajemos por y para la patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos”.

Por. Félix E. Villarreal V.*

Panamá, 1 de noviembre de 2018.

 

*Publicista y Comunicador Social, con especialidad en Docencia Superior y funcionario administrativo de la Dirección de Información y Relaciones Públicas de la Universidad de Panamá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s