En Ocasión de Celebrarse el “Día del Fotógrafo y el Camarógrafo en Panamá”

“La fotografía, como medio de gran alcance de la expresión y de comunicaciones, ofrece una variedad infinita de opiniones, de interpretaciones y de ejecuciones.”   Ansel Adams

El 6 de febrero como todos los años en Panamá se reconoce y celebra el “Día del fotógrafo y camarógrafo”. Día instituido y declarado mediante Acuerdo Municipal No. 45 del 21 de agosto de 1990, en reconocimiento a la labor de los (fotógrafos y camarógrafos), como profesionales del lente, que en el ejercicio de sus tareas han desempeñado una respetable y admirable labor de captar en imágenes los momentos especiales, cruciales y decisivos de los sucesos o acontecimientos del momento; que al paso del tiempo quedan grabados e impresos para la historia, y como un aporte valiosos para el país.

Desde el punto de vista técnico-científico, la fotografía es considerada una de las actividades artísticas más importantes realizada por el ser humano, y la relevancia de este arte tiene que ver con muchos factores que benefician tanto al que con su destreza captura las imágenes, como al público que actúa como objetivo referente de esta obra. Este profesional de la fotografía en su actividad artística mediante técnicas y el uso de una cámara es capaz no solo de obtener o de almacenar una réplica bidimensional de la realidad que capta en el instante, sino que garantiza un registro instantáneo que queda para la posterioridad.

Por otra parte el camarógrafo (sea para televisión, cine o documentales), no solo es el profesional que opera una cámara sino que actúa como reportero gráfico al plasmar y relatar la historia a través de las imágenes captadas por su lente. Es un especialista en capturar las mejores imágenes tridimensionalmente y en movimiento, con la capacidad de manejar eficazmente el instrumental a su cargo, sabe operar muy bien su equipo, accesorios y derivados sin importar el formato; con el fin de lograr las mejores tomas para el espectador.

Por su importante labor profesional de ambos (fotógrafos y camarógrafos), debe dársele el valor y reconocimiento correcto porque siempre están en el momento de los hechos y acontecimientos, ya sea una situación agradable, lúdica, educativa, cultural, arriesgada, conflictiva, desafortunada o de desastre que el momento les exija captar. Con la capacidad también de adaptarse a los cambios y evolución tecnológica, misma que hoy permite conocer sobre innumerables hechos y acontecimientos (políticos, científicos, tecnológicos, religiosos, ancestrales, sociales y demás), ocurridos y registrados en la historia evolutiva del ser humano, de nuestro mundo e incluso del universo.

Fotografía de Archivo. Por. Félix E. Villarreal V.

En nuestro país, contamos con muchos de estos profesionales que con profesionalismo, habilidad, técnica y destreza; capturan lo inesperado e inimaginable en el instante, donde se desarrolla el evento o la acción. Siempre están presentes en el momento exacto y listo para lograr la mejor imagen o grabar lo que acontece, ya sea para un noticiero de televisión, a una revista, un periódico, para un documental, una película, una investigación científica o humanística.

Aunque existe en Panamá una especie de “controversia”, sobre si la fecha está dedicada en recordación del camarógrafo Rogelio Martínez de canal 2, quien en cumplimiento de su labor periodística de una cobertura electoral falleció el 6 de febrero de 1981 en un accidente en Costa Rica, o si es en reconocimiento y recordación del camarógrafo Fernando Araúz, corresponsal de canal 13, que en la postrimería de los años ´80 en plena época de los militares (Fuerzas de Defensas), fue víctima de un disparo impactado en su pecho muy cerca de su corazón; quien fue llevado de urgencia al hospital San Fernando en esa fecha donde lograron salvarle la vida.

Ante estos inolvidables sucesos ocurridos a estos dos profesionales, creo que el “Día del fotógrafo y camarógrafo”, más allá de ser una fecha para rendirles merecidamente homenajes, debe ser también una fecha para recordar a todos aquellos compañeros y amigos profesionales que en el ejercicio de su labor han perecido y que sin lugar a dudas, han dejado huellas y registros de su autoría para la memoria histórica de nuestro país. De  igual forma debe ser una efeméride para resaltar y reconocer en el momento cotidiano el esfuerzo, la dedicación, el arte, las habilidades y destrezas de los que en la actualidad están desempeñando esta admirable y respetable labor de captar los momentos especiales, cruciales y decisivos de lo que acontece para darlo a conocer.

Finalmente es importante destacar que al igual que en Panamá, esta efeméride se celebra en otros países de Latinoamérica  pero en otras fechas como por ejemplo: Colombia el 20 de febrero, Argentina el 29 de junio, Honduras el 25 de julio, Venezuela el 19 de agosto, Paraguay el 28 de septiembre, por mencionar algunos de estos.

Por. Félix E. Villarreal V.*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s