¿De las Minas a los Dispositivos Móviles?

Durante el mes de mayo de 2019, los medios de comunicación acapararon la atención, dando a conocer al mundo sobre el conflicto comercial sobre el tema de la guerra  de tecnología celular, donde Estados Unidos decidió romper relaciones comerciales con China, uno de los gigantes de la telefonía, Huawei, buscando afectarle de esta forma la estabilidad de sus operaciones y por ende de su producción mundial de celulares y de otros dispositivos de esta marca.

A pesar de que esta situación entre ambas potencias (China y Estados Unidos), han entrado en una pugna continua por ver quién controla el mercado mundial de la tecnología y cuál de estos países le hace más daño a la economía del otro. Esta situación definitivamente ocasionó mucha atención  y generando opinión pública, al igual que múltiples inquietudes e interrogantes sobre ¿Qué pasaría con los celulares y/o dispositivos móviles de la marca Huawei v/s las otras marcas que se disputan el mercado en nuestro país?

En definitiva, esta medición de fuerzas entre estas dos potencias (económicas e imperiales), trajo a colación el tema sobre los teléfonos celulares inteligentes Huawei y demás dispositivos de consumo, y su uso multitudinario en nuestro país. Ello me permite referirme en este escrito al tema, sobre el teléfono celular y sobre cuanto sabemos de la composición de este dispositivo moderno y avanzado, al igual que otros similares.

IMG_7788 (1).JPG

Debo partir señalando que el teléfono celular, sin lugar a dudas, es la herramienta actual de comunicación más utilizada en este mundo globalizado por las tecnologías. Este aparato moderno con aproximadamente unos 100 o 150 gramos de peso (dependiendo del modelo), es la revolución del momento que desató en el ser humano, su uso prácticamente las 24 horas, los 365 días del año; ya que le permite estar conectado con el mundo a través de diversas plataformas o servicios de telefonía, estar en el internet, en las redes sociales, y además puede usarse para videojuegos, radio, mini pantalla de TV, agenda, reloj, cámara fotográfica, filmadora, grabadora, entre otros usos; gracias a sus distintas aplicaciones incorporadas.

Sin embargo, como usuarios sabemos,  ¿De qué están compuesto o fabricados estos aparatitos?, conocemos ¿Qué tipo de minerales, elementos químicos o aleaciones contienen? Estoy seguro que muchos, como usuarios permanentes desconocemos sobre estas interrogantes sobre nuestros teléfonos.

Para dar respuesta a interrogantes como estas y muchas otras, es importante partir señalando que según científicos y fabricantes, los dispositivos celulares de hoy contienen más de 200 minerales, aproximadamente unos 80 elementos químicos y más de 300aleaciones en su fabricación; además de polímeros (material sintético) que se utiliza para fabricar las carcasas de estos; materiales sintéticos muy ligeros (duros o blandos), y que actualmente se usan poli carbonos derivados del petróleo;  aunque ya hay modelos con coberturas de aleaciones metálicas y/o niqueladas.

IMG_7787

Sin pretender ser experto en la materia; pero sí, tomando como referencia algunas lecturas y consultas a algunos especialistas conocedores del tema en el país. He podido conocer que toda persona que lleva consigo diariamente un dispositivo móvil desconoce talvés que estos poseen un sinnúmero de minerales, elementos químicos o aleaciones como  el oro, plata, cobre, zafiro, berilio, hierro, zinc, rodio, paladio, níquel, magnesio, molibdeno, vanadio, cobalto, talco, boratos, caolín, wollastonita, cuarzo, feldespatos, carbonato de calcio, carbonato de sodio, mica, entre otros de suma importancia para su composición y funcionamiento.

A todos nos gusta tener a la mano un buen celular que tenga siempre una buena señal y por su puesto una pantalla nítida, colorida y con buena resolución para la hora de ver videos o para un buen “Selfie”, sin embargo desconocemos talvés que para la fabricación de las pantallas de estos teléfonos inteligentes se utilizan minerales como el mercurio, yodo y las llamadas tierras raras de China para darles esa diversidad de color a las pantalla. Mientras que  el  arsénico y el galio es utilizado para garantizar y dar señal a cada uno de estos aparatos.

En la actualidad moderna la pantalla táctil, suele estar cubierta con una película conductiva especial llamada ITO (óxido de indio y estaño). También existen las pantallas de cristal líquido, conocidas como LCDs (Liquid Crystal Displays), son pantallas planas que garantizan consumir menos energía. La mayoría de los teléfonos celulares usan este tipo de pantalla como su unidad de pantalla principal y estas abarcan una dimensión casi total de estos teléfonos inteligentes. También la traen las Tablet, Laptop y Televisores modernos.

Como usuarios, también nos agrada tener un celular con buena memoria de almacenamiento y poder estar conectados en el ciberespacio para navegar e interactuar, ya sea con familiares y amistades dentro y fuera de nuestro país. Sin embargo desconocemos que esto es posible gracias al silicio que es el que se usa para fabricar en estos dispositivos los conductores para la memoria con capacidad y también el transmisor de datos que permite la conexión de estos al Internet.

Y la base o placa de soporte para la mayoría de los circuitos del teclado del teléfono móvil está compuesta por aleaciones, como la fibra de vidrio o la resina epoxi. Además, lo circuitos de los celulares están hechos con metales preciosos como el Zafiro,oro, la plata y el platino; también de tungsteno, cobre y paladio.  Los microchips están fabricados con niobio y tantalio que provienen del mineral coltán (cuya mayor reserva se encuentra en la región del Congo en África). Este mineral es un superconductor ideal para la producción de microcircuitos, microprocesadores y condensadores para los aparatos con gran capacidad de procesamiento de voz, datos e imagen en un tamaño muy reducido;  como se da en el caso de las Tablet, cámaras video filmadoras, drones y por supuesto en los teléfonos móviles inteligentes.

IMG_7789

Entre los metales preciosos como oro, platino, paladio, y cobre, que son muy buenos conductores de la electricidad; estos nuevos dispositivos móviles usan distintos tipos de baterías recargables, compuestas de níquel, cobalto, zinc, cadmio y cobre.  Sin embargo, como consecuencia de su mayor durabilidad, potencia y bajo peso se han fabricado las baterías de ion litio que le permiten más durabilidad y tiempo en su uso, además de ser livianas.

El ser humano como tal y en la mayoría de los casos, residentes o nativos digitales, al igual que la actual generación millennials (todos en conjunto), prácticamente dependemos de estos dispositivos móviles para estar en contacto con nuestros familiares, amistades, interactuando, investigando o enviando mensajes. Dependemos de estos aparatos para realizar múltiples consultas, conocer sobre las condiciones cambiantes del clima, para ver o escuchar noticias, para agendar (tareas, citas diversas o actividades), escuchar música, revisar el correo, programara la alarma del despertador, estar en línea o administrar negocios en línea,  las cuentas bancarias, filmar video, tomar fotos, grabar audios, bajar diversas aplicaciones, etc.; almacenar datos e información que nos interesa, también para estar interconectados y participar en redes sociales con mucha frecuencia.

Son tan modernos o innovadores  como herramienta importante para la comunicación y más. Contrario a todo lo positivo de estos, ya se vienen dando alarmas basadas en diagnósticos médicos y de especialistas, sobre que esto viene afectando en la salud, viene ocasionando accidentes de todo tipo. Se han convertido para muchos en una accesorio “dependiente” y de distracción que está ocasionando bajos niveles el rendimiento académico en muchas personas, sobre todo en los jóvenes y adolescentes. También en muchas personas adultas que se distraen al manejar, en mucho otros aspectos de sus quehaceres laborales a consecuencias del uso continuo de estos dispositivos.  Es decir, el mal uso o uso inadecuado de estos dispositivos móviles inteligentes hoy día están provocando múltiples situaciones negativas y nocivas a la salud de en muchos de sus usuarios.

En definitiva, estas herramientas de comunicación del actual siglo XXI, en la medida que se continúen fabricando mayores y mejores dispositivos inteligentes, así como también un sinnúmero de otros dispositivos digitales, artefactos  múltiples, militares o maquinarias diversas que requieran la utilización uso o combinación de minerales, elementos químicos o aleaciones que se encuentran en nuestro planeta; las grandes potencias económicas que controlan los mercados, las corporaciones y trasnacionales dedicadas a la fabricación y ventas multimillonarias de estos productos, continuarán sin duda con la extracción y explotación de estos minerales en todos los puntos existentes del planeta. Y como contraparte a ello, es un hecho que también continuarán en su ardua lucha aquellos sectores, grupos o personas (campesinos, indígenas, ambientalistas y otros actores), en su oposición y resistencia al saqueo de esos recursos minerales y naturales, que una vez son extraídos de la madre tierra, las consecuencias posteriores del desastre y contaminación son irreversibles.

Partes de un celular.jpg

Por. Félix E. Villarreal V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s