DISCURSO DE CARLOS BELLIDO EN LA GRADUACIÓN DEL CENTRO REGIONAL UNIVERSITARIO DE BOCAS DEL TORO

img_0056.jpg

Dr. Carlos Bellido

El director general de los Centros Regionales y Extensiones Universitarias, Dr. Carlos Bellido en representación del rector de la Universidad de Panamá, Dr. Eduardo Flores Castro fue el orador principal en el acto de graduación de Bocas del Toro, la que ofreció un discurso de lo que representa la Universidad de Panamá.

Bellido inició su discurso señalando que “Hay preguntas importantes que nos tenemos que hacer y a la vez responder en el día de hoy en presencia de este grupo de nuevos profesionales.

La primera es ¿Qué les ha dado la Universidad de Panamá a ustedes?

La segunda ¿Cómo la Universidad de Panamá lo ha podido hacer?

Y la tercera ¿Qué espera la sociedad de ustedes?

Con respecto a la primera pregunta ¿Qué les ha dado la Universidad de Panamá a ustedes?, puedo señalar que nuestra primera casa de estudios los ha formado como profesionales y ciudadanos fundamentados en los más altos estándares de calidad, íntegros, humanistas, innovadores con compromiso social y conciencia crítica nacional, que coadyuven en la transformación de una sociedad incluyente y equitativa, bajo la orientación del desarrollo humano, la sostenibilidad ambiental y el  principio de la Educación Superior como bien público social, derecho humano y deber del Estado.

No pierdan de perspectiva que, aunque una de las funciones esenciales de la universidad es la capacitación profesional a través del dominio de competencias técnicas, también juegan un papel importante los valores éticos, por lo que la formación universitaria ha de ofrecer un modelo de desarrollo integral que, junto a las competencias técnicas y cognitivas, contemple, de forma planificada, el crecimiento personal y moral.

En el día de hoy la Universidad de Panamá les está dando una llave que es el título que recibirán. Esta llave les permitirá abrir todas las puertas que estén al frente suyo, elegir todos los caminos por los que quieran transitar, una llave que les permitirá abrir su interior para que sean hombres y mujeres de bien con principios y valores.

Utilicen esa llave con sabiduría para transformar las adversidades en oportunidades, para reinventarse si fracasan y para no perder la bondad y la humildad.

Con relación a la segunda.   ¿Cómo la Universidad de Panamá lo ha podido hacer? Quiero expresar que formarlos a ustedes y a los casi 250 mil profesionales en nuestros 84 años de historia no ha sido tarea fácil, en función de que no recibimos el presupuesto necesario por parte del gobierno central para que la Universidad funcione de manera eficiente.

Recordemos que tenemos 19 facultades, 10 centros regionales universitarios, 5 extensiones universitarias, y 27 programas anexos universitarios a lo largo y ancho de todo el país que atiende a cerca de 72 mil estudiantes, algo más del 50% de todos los estudiantes del país.

Asimismo, contamos con 4,500 profesores y 4,000 funcionarios administrativos.

Bajo el actual escenario económico del país, esta situación se complica por la contención de gasto público del presente año por B/ 1,483 millones para cubrir el déficit fiscal, y en que los sectores de salud y educación han sido fuertemente afectados.

En efecto, este año se han realizado recortes al presupuesto de las cinco instituciones públicas de educación superior por B/-40.3 millones, de los cuales 14.1 millones corresponde a la Universidad de Panamá.

Afortunadamente, la intervención y presión oportuna del rector de la Universidad de Panamá, doctor Eduardo Flores Castro, apoyado por los gremios y asociaciones docentes, administrativas y estudiantiles, así como por los rectores de las otras universidades públicas del país y los medios de comunicación social, se ha logrado revertir parte de estos recortes y le ha hecho ver al gobierno que la educación superior es un derecho fundamental de la población y una inversión social que el Estado debe satisfacer de manera eficaz, excluyéndola de la lógica del mercado y del esquema de costo-beneficio.

Es un error recortar el presupuesto de las universidades públicas, porque retrocederán y frenarán sus alcances logrados.

El Estado debe entender que las universidades públicas en general, y la Universidad de Panamá, en particular, no son unas escuelas más sino el espacio privilegiado del país para la reflexión, la producción científica, literaria, filosófica y cultural y cuyos alcances se proyectan mucho más allá del territorio nacional.

Con respecto a ¿Qué espera la sociedad de ustedes? Nuestro país necesita una generación que tenga liderazgo para transformar a la sociedad, y esto se logra con la honestidad, actividad, responsabilidad, capacidad para resolver problemas, que se comunique perfectamente y que aprenda a trabajar en equipo.

Panamá está atravesando en estos momentos una crisis de valores que nos han llevado a incrementar la desigualdad pública y la corrupción.

Ustedes como nuevos profesionales tendrán una gran oportunidad de hacer cambios profundos en nuestra sociedad para enrumbar al país a mejores derroteros que contribuyan a mejorar la calidad de vida de la población.

Esperamos de ustedes que sean actores de las mejores causas de este país, que reclamen el cumplimiento de las leyes y denuncien cualquier acto de corrupción, que se unan al reclamo de que el Estado debe dotar de mayores recursos a los sectores sociales de educación y salud para que contribuyan a que estas sean cualitativamente mejores, que actúen como ciudadanos conscientes de sus responsabilidades, que sean honesto en el ejercicio de sus funciones profesionales.

Nuestra sociedad necesita de su esfuerzo colectivo para acabar con los males que le aquejan.

Su acceso al conocimiento no ha terminado aquí con la obtención de su diploma. Deben seguir estudiando para que sean mejores profesionales. Deben renovar continuamente sus conocimientos para que sean más competitivos.

Hagan su maestría o su doctorado según sea el caso. Pero, además, participen de seminarios o diplomados para conocer los avances de sus respectivas profesiones. Participen en redes temáticas de su especialidad. Tengan acceso a las revistas actualizadas de su ámbito profesional.

Estudien un segundo idioma, y dominen la tecnología como herramienta de trabajo. Estoy seguro que esa búsqueda de nuevos saberes los convertirá en mejores profesionales al servicio de la calidad de vida de todos nuestros conciudadanos.

Hay grandes retos que asumir con un mercado laboral que está pasando por profundas transformaciones y que han tenido una incidencia directa en la empleabilidad de los graduados universitarios, se necesitan profesionales cada vez más competentes, flexibles ante los cambios y situaciones de la profesión, que sean capaces de aprender, desaprender y aprender nuevamente, que estén preparados para tomar decisiones rápidas y muchas veces con muy poca información, aspectos que le exigen nuevos retos al proceso de formación en la educación superior.

Por: Alfredo Meléndez Moulton   Foto / Cutberto Cruz

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s