LOS VALORES FAMILIARES PREVALECEN ENTRE PAREJAS HETEROSEXUALES SEÑALA DELSA PÉREZ DIRECTORA DEL INSTITUTO DE LA MUJER.

Con el fin de abordar el tema sobre el matrimonio igualitario en nuestro país, Hacia la Luz Multimedia, tuvo la oportunidad de conversar con la profesora Delsa Pérez de Saavedra, Directora del Instituto de la Mujer de la Universidad de Panamá (IMUP), quién manifestó que ese tipo de matrimonio es una connotación que quiere hablar más bien de parejas no heterosexuales, que formarían una alianza matrimonial.

Señala la directora que viéndolo desde ese punto de vista, estamos en América y el matrimonio igualitario es un concepto que no manejamos aun para incorporarlo en las leyes de nuestro país. Todos estos procesos de cambios culturales, necesitan una evolución y mucha información a las personas para que se pueda asimilar el concepto y luego internalizarlo, promoviéndolo a través de normas o leyes.IMG_4506

Considera que en Panamá no estamos preparados culturalmente hablando, utilizando esa expresión y menos llevarlo a la práctica. “Tenemos una sociedad centrada en valores familiares, donde prevalece el matrimonio entre parejas heterosexuales, como la base de la familia. Igualmente podemos señalar que las leyes cambian a raíz de las evoluciones. Cuando la sociedad o la comunidad sienta la necesidad de hacer algún cambio, entonces se logran estos.” Señaló.

La profesora Delsa Pérez, expresó que biológicamente estamos hechos para una relación hombre – mujer y una relación que no es de ese tipo, implica otros cambios y considera que no estamos tan evolucionados para aceptarlos.

Los valores que pueden ser inculcados a través de una pareja heterosexual, van a ser diferentes a los de una pareja homosexual, ya que la figura del padre enseñará valores distintos a los que enseña la madre y probablemente eso es lo que produce un equilibrio. Pero lo que no aseguramos es que una pareja homosexual,  en el ensayo de criar un hijo, tengan ese equilibrio o se pierdan muchas cosas importantes, para su desarrollo del niño o niña.

IMG_4512

Igualmente la profesora indicó, que los niños tienen derecho a una madre y un padre, por lo tanto se debe realizar la pregunta a los niños que vivan en este entorno, para saber hasta que punto ellos se sienten cómodos.

En base a la terminología progenitor 1 y 2, en reemplazo a la palabra padre y madre, que se aprobó en países europeos, en los casos de niños que viven con un matrimonio igualitario, nos indicó que esto es una situación cultural y el país no está para asimilar esos conceptos. En Panamá aún no se reconoce el matrimonio igualitario por lo que estamos lejos de  esos niveles.

Señaló la profesora Pérez, que todas las personas, que crían un hijo ya sean homosexuales o heterosexuales, tienen una buena intención, “no considero que estas personas van a ser diferentes por lo que recomiendo que lo hagan con todo el amor posible, ya que todos debemos proteger a los niños.”

Por: Rocío L. Rivera T. / Foto: Félix Villarreal

8 comentarios

  • Señores hacia la luz: que carajo les pasa?

    Me gusta

  • Maria Helena Arango

    La sociedad es muy heterogénea como lo son las relaciones sentimentales Esperar unificar sentimientos y relaciones interpersonales para legislar en una sola dirección, es lo mismo que esperar la implosión de la tierra. Hay que dar soluciones a las necesidades de las personas. Los moles no sirven

    Me gusta

  • Angela Figueroa Sorrentini

    Las expresiones de esta señora constituyen un atropello a la razón, al pensamiento crítico y al conocimiento científico. Evidentemente ignora todo lo relativo al tema y se limita a expresar sus prejuicios, que son los de muchísimas personas en nuestra sociedad. Que sea profesora universitaria y directora del Instituto de la Mujer de “nuestra primera casa de estudios” es una verguenza nacional.

    Me gusta

  • Sobre la educación en Panamá hay mucho cuestionamiento, y las ciudadanas esperamos de nuestra universidad orientación fundada en las ciencias, no en prejuicios y estereotipos. Hacia la luz se dicen, muestrenlo, hagan la diferencia. Todas y todos tenemos los mismos derechos.

    Me gusta

  • Conocer la historia de las familias en Panamá es muy necesario. Una falsa idea es la existencia de “una familia” y “unos valores” únicos, inmutables a lo largo del tiempo y en todas partes. Reivindico el valor de la investigación histórica para conocernos mejor y desmitificar falsedades

    Me gusta

  • muy por el contrario, las declaraciones están basadas en la realidad de nuestra cultura… creo que el primer paso no es abordar si los valores familiares se pueden o no enseñar en una pareja, sea cual sea el tipo. El punto que nuestro Estado debería abordar, es la cantidad de familias uniparentales (sea madre o padre)… porque en estos casos el muy complejo transmitir estos valores familiares y culturales… Antes de valorizar familias no tradicionales, debemos aprender a valorizar la familia tradicional…

    Me gusta

    • Panamá es tan diverso como sus gentes y democracia es igualdad de derechos para todo el mundo. Además, hay que abrir los ojos y la mente y ver qué pasa en el mundo, no quedarnos arrinconados en nuestros fantasmas y en ideas preconcebidas.

      Me gusta

  • Opiniones no sustentadas por el conocimiento de las realidades actuales ni por la ciencia. Se espera que la Universidad de Panamá, y en especial el Instituto de la Mujer, sea ejemplo de formación científica, no instrumento de difusión de prejuicios e ideas estereotipadas. Qué lamentable!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s