La Universidad de Panamá, realiza aportes y avanza en medio del COVID-19

Ante la crisis de salud mundial a consecuencias de la pandemia del COVID-19, en la que  Panamá también desde el primer momento se vio duramente afectada; el Estado panameño y sus instituciones de salud, se vieron en la necesidad urgente de asumir la responsabilidad para hacer frente a este fenómeno viral, de alto y rápido contagio.

A raíz de este descrito problema de salud a nivel nacional por el COVID-19, la Universidad de Panamá, como máxima casa de estudios a nivel nacional, asumió la responsabilidad, en primer lugar de salvaguardar la seguridad de sus docentes, administrativos y estudiantes, acatando de esta forma el mandato de la cuarentena, como medida establecida por el Ministerio de Salud, a fin de contrarrestar la propagación del Coronavirus.

Entendiendo que el Proyecto de Ley 76, que establece y regula el Teletrabajo en la República de Panamá, el rector y demás autoridades de la Universidad de Panamá,  asumieron el compromiso con dicho decreto, acordando que algunas oficinas del campus, podrían continuar sus labores utilizando esta modalidad de Teletrabajo, en coordinación con los jefes de las unidades. A excepción de aquellas que por su condición y naturaleza específica del trabajo, como Protección universitaria, Finanzas, Rectoría, el IEA, entre otros, que debían mantenerse laborando presencialmente y acogiéndose a las normas de bioseguridad.  

A partir de esto, la máxima casa de estudios, asumió el gran reto y con ello la implementación en el uso de las herramientas tecnológicas para que los profesores de la institución  lograsen las conexiones necesarias con sus estudiantes, con la finalidad de asumir en pleno 2020 y en medio de esta pandemia, el primer semestre y cuatrimestre académico histórico y virtual, enriqueciendo el aprendizaje a través de esas tecnologías como soportes claves para mantener el proceso educativo e interactivo, que se puso en marcha en medio incluso del recorte presupuestario de 25 millones hecho por el gobierno panameño.

Sin embargo, en medio de esos escenarios complejos, la casa de Octavio Méndez Pereira, asumió el compromiso de avanzar entre la cuarentena y la pandemia del coronavirus. En ese sentido, decide a partir del 19 de marzo que mientras dure la alerta sanitaria debido al COVID-19, puso a disposición de los trabajadores los buses de la institución para trasladarlos de la estación del metro Iglesia del Carmen y de la estación de Albrook a la Universidad de Panamá y viceversa, como una de las primeras medidas asumidas.

Frente a la crisis, la Universidad de Panamá se planteó también realizar algunos aportes y donaciones de equipos y otros enseres al ministerio de Salud y a otras instancias del país, con el fin de aportar un granito de arena en la lucha contra esta crisis pandémica de magnitud mundial.

Una de las primeras consistió en la entrega de 5 cabinas móviles de protección, al igual que 24 cámaras acrílicas para ser utilizadas como barrera de protección microbiana durante los procesos de intubación a los pacientes con COVID-19. Todas fueron fabricadas en los talleres de la máxima casa de estudios, con la colaboración económica de docentes de la Universidad de Panamá, de algunos  profesionales y amigos.

A partir de ese momento, la casa de Octavio Méndez Pereira en la dirección de contrarrestar la propagación del coronavirus, también donó al Ministerio de Salud 113 viseras protectoras para que fuesen utilizadas por el personal que está en la primera línea de batalla contra el virus. Igualmente las autoridades de la Universidad de Panamá entregaron a la Dra. Yabel A. Saied del  Ministerio de Salud cincuenta (50) viseras protectoras para bebés que acuden al Hospital Irma de Lourdes Tzanetatos de la 24 de Diciembre, para ser utilizadas en Neonatología y Pediatría.

Cabe mencionar que todo esto fue confeccionado en los laboratorios de invasión 3D ubicados en la Facultad de Arquitectura y Diseño, la Facultad de Informática Electrónica y Comunicación y la Facultad de Ingeniería, que también han confeccionado cientos de mascarillas para la comunidad universitaria con el fin de evitar el contagio en la institución.

La Universidad de Panamá también hizo importante donación de alimentos el cual entregó a Oris Batista coordinadora del Programa “Panamá Solidario”, para que fuesen distribuidos a través del programa a las familias más vulnerables. La donación entregada fue de arroz, aceite, azúcar, canela en polvo, en raja, frijoles, lentejas, mostaza, pasta de tomate, etc. Igualmente una gran cantidad de insumos alimenticios fueron donados por la Universidad de Panamá, a fin de beneficiar a unos 500 niños y jóvenes que viven en las Aldeas Infantiles S.O.S y que de hecho necesitan de este tipo de apoyo en medio del COVID-19. 

A inicios de Marzo de 2020, La Universidad de Panamá también puso a disposición de la Dirección Nacional de Ganadería del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), la planta de Procesamiento de Carnes, ubicada en la Facultad de Ciencias Agropecuarias en la provincia de Chiriquí. Entendiendo que los productos que serán procesados en esa planta, se entregarán al Programa de Panamá Solidario de Seguridad Alimentaria del Gobierno Nacional.

La Universidad de Panamá entre sus posibilidades económicas reales y cumpliendo con los modelos requeridos por el Ministerio de Salud, mantiene en su personal que hasta la fecha está laborando, el uso de mascarillas, alcohol, gel alcoholado, guantes, toma de temperatura con termómetros digitales y limpieza de las áreas de trabajo de la Dirección de Seguridad. Ha dotado además, de varios termómetros al Departamento de Protección, que son utilizados para la toma de temperatura en distintos puntos de entradas del Campus central, en el Campus Harmodio Arias Madrid (DOMO), igualmente en Corozal, la Facultad de Administración Pública y Administración de Empresas y Contabilidad.

Otro aspecto importante a resaltar es que la Universidad de Panamá, de la mano del Ministerio de Educación y la Universidad Internacional de la Rioja España,  en medio de esta crisis pandémica, logró capacitar a siete mil docentes de premedia, media y nivel superior, a través de una plataforma otorgada por la Universidad de la Rioja, que les permitió desarrollar diferentes temáticas con especialistas del sector educativo de países como Brasil, Colombia, Japón, Costa Rica, España, Chile y por supuesto de Panamá.

Además, conscientes de las situación crítica y difícil por la que atraviesan cientos de miles de familias panameñas, a consecuencias del desempleo y a consecuencias del coronavirus, la Universidad de Panamá, decidió en primer lugar una matrícula mínima (prácticamente simbólica), para los estudiantes durante el primer Semestre y/o Cuatrimestre académico 2020, y para el segundo Semestre y/o Cuatrimestre pronto a iniciar, han decidido el cero costo en la matrícula.

Es importante resaltar también que el miércoles 1 de julio de 2020, cuando el gobierno nacional creó el Consejo Consultivo de Salud para continuar la lucha contra la covid-19. A partir de allí  la Universidad de Panamá pasa a ser parte de este importante Consejo, a través de la figura del Dr. Enrique Mendoza, actual decano de la Facultad de Medicina.

Igualmente es importante señalar que ante la nueva realidad que exige cambios que deben ir en conjunto con las recomendaciones promovidas y establecidas por los organismos de salud internacionales y en el plano nacional, la Universidad de Panamá instauró La Comisión Especial de Salud e Higiene para la prevención y atención del COVID-19, representada por los tres estamentos que la conforman. Esta importante comisión fue la encargada de elaborar la “Guía para el Retorno gradual a la actividad laboral de los servidores públicos administrativos ante el COVID-19”, y que ha entrado en ejecución gradualmente.   

Como dato importante adicional es que la Universidad de Panamá hasta la fecha, ocupa el Primer lugar de universidades a nivel nacional Según el Ranking Web Webometrics 2020, mayor clasificador académico de instituciones de educación superior. Esto fue publicado en este mes de agosto a través de su página web  http://www.webometrics.info/en/Latin_America/Panama. En este ranking se analizaron 29 universidades nacionales, siendo líder la Universidad de Panamá.

Otro aspecto importante a resaltar es que, a través de las distintas plataformas virtuales y demás herramientas tecnológico-digital, la Universidad de Panamá, al margen de los recursos económicos recortados; durante estos largos meses de crisis sanitaria a consecuencia del COVID-19, ha logrado mantenerse dinámica y activa, no solamente en el ámbito de las clases virtuales o en la atención administrativa debidamente programada y coordinada. Si no que además se ha estado reuniendo continuamente a nivel de sus distintos Consejos y órganos de gobiernos que la componen. Y de igual forma ha mantenido una agenda constante en sus unidades académicas y administrativas a nivel de todo el país; en la realización de innumerables Conferencias, Seminarios, Foros y demás eventos académico-formativos, con la participación de importantes expositores internacionales de diversas especialidades académicas, científicas, humanistas y sociales.

Por: Félix E. Villarreal V./ Foto: Hacia la Luz Multimedia

24/08/2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s