ENFERMERA LIDERA COMISIÓN DE RETORNO SEGURO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

La decana de la Facultad de Enfermería, Mayanin E. Rodríguez lidera la Comisión de retorno Seguro y Saludable de la Universidad de Panamá que trabaja para garantizar la reapertura segura de la primera casa de estudios superiores del país en medio de la pandemia del COVID-19.

Rodríguez conversó con “Hacia La Luz Multimedia” sobre la importancia de la comisión que fue autorizada por el señor rector Dr. Eduardo Flores Castro en el período pre pandémico antes que se registrara en marzo de manera oficial el primer caso de la enfermedad en el país.

Para la decana fue una decisión estratégica haberse preparado con anticipación ya que el trabajo inició cuando apenas se escuchaba sobre una enfermedad desconocida provocada por un coronavirus surgida en China que amenazaba en ese momento con llegar al continente americano.

De ahí surge la necesidad de establecer una comisión conformada sobre todo por las facultades de Ciencias de la Salud y coordinada por la Facultad de Enfermería.

De esa forma pudieron orientar a todas las unidades académicas y administrativas de la Universidad sobre la enfermedad COVID-19 en caso de que llegará a Panamá.

Rodríguez dijo que cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia a principios de marzo, la Universidad de Panamá ya tenía la experiencia sobre el manejo de la situación en el momento que cierran las instalaciones por la declaratoria de la emergencia nacional.

Sin embargo, debido a que la Universidad ofrece algunos servicios a la comunidad dentro y fuera de la institución, fue necesario abrir algunas unidades.

La funcionaria recuerda que en ese contexto el Rector Flores solicitó que se reviviera la comisión integrada en primera instancia por la presentación de la Asociación de Profesores de la Universidad de Panamá (APUDED), El Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Panamá (SITUP), estudiantes, un docente especialista en virología, y la Universidad Promotora de la Salud (UPS).

Las primeras actividades que le fueron asignadas fue evaluar cuáles eran las necesidades prioritarias de los funcionarios que se incorporan poco a poco a sus actividades de manera que fuera seguro para todos, con lo cual se evitó que la Universidad se convirtiera en un sitio de contagio.

Para una mejor cobertura y por la extensión de la Universidad fue necesario conformar sub comisiones tanto en el campus como en los Centros Regionales Universitarios encargadas de desarrollar protocolos y asegurarse que se cumplan las medidas de bioseguridad.

Con todos estos esfuerzos, la Universidad de Panamá ha logrado contener los contagios siguiendo los protocolos desarrollados por la comisión que están sustentados por los lineamientos del Ministerio de Salud.

De identificarse un caso positivo se debe garantizar la integridad física y moral del paciente, incluso no se debe divulgar la identidad de la persona, así como dar seguimiento y acompañar a la persona en todo el proceso.

Como establece el Ministerio de Salud el paciente debe mantenerse en cuarentena de al menos 14 días, y de no contar con un grupo familiar que lo apoye se recomienda ir a un hotel hospital de inmediato.

También por medidas de seguridad inmediatamente se identifica un caso positivo, la comisión tiene la responsabilidad de comunicarle a Recursos Humanos para que se cumpla con el protocolo, incluyendo la búsqueda de posibles contactos, e higienizar del área donde se registró el caso.

Bioseguridad como cultura

La decana Rodríguez dijo que la Universidad de Panamá tiene un fuerte compromiso para garantizar la vida y la salud tanto de los funcionarios como de los estudiantes, ya que en algún momento tendrán que regresar a las aulas.

De ahí que las subcomisiones con el acompañamiento de la Comisión y Recursos Humanos se garantizar que todos cumplan con las medidas de bioseguridad como el uso obligatorio del cubre bocas, y mantener el distanciamiento social.

En tanto la Universidad se asegura de la toma de la temperatura que contribuye a detectar casos tempranos de COVID-19, y que haya en cada recinto la cantidad de personal de acuerdo a los lineamientos del Ministerio de Salud para evitar aglomeraciones.

La Universidad de Panamá también incorporó el teletrabajo y el trabajo en casa, con esa medida han evitado que haya una cantidad excesiva de colaboradores al mismo tiempo en las instalaciones.

La decana Rodríguez sostuvo que la meta de la UP es que cuando abra el sector económico que corresponde a la educación se haya desarrollado una cultura de bioseguridad por eso se desarrollan capacitaciones tanto a los funcionarios como a la subcomisión.

Con eso también lograrían el reconocimiento de Panamá saludable, que quiere decir que el máximo centro de estudios cumple con el protocolo.

“Queremos que de aquí en adelante Panamá considere parte de su cultura la bioseguridad, el cuidado y protección para poder enfrentar de la mejor forma cualquier otra enfermedad que se avecine porque nosotros estaremos preparados cumpliendo con todos los requerimientos”, afirmó la decana.

Rodríguez dijo que la Universidad también adelanta nuevas estrategias para cuando el sector de educación sea autorizado para reabrir, ya que con el ingreso de estudiantes será más complejo lograr que se mantengan las medidas de bioseguridad, sobretodo el distanciamiento social.

Por: Alfredo Meléndez Moulton/ Foto: Hacia la Luz Multimedia

16/09/2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s