Publicado por

FACULTAD DE CIENCIAS AGROPECUARIA DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ  SE ADECÚA A LA ERA VIRTUAL

El decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias (FCA) de la Universidad de Panamá, Eldis Barnes Molinar, conversó con “UP Hacia la Luz” Multimedia sobre diversos temas que desarrolla la unidad académica y cómo afrontó la crisis del Covid -19 y cuáles son sus expectativas para este nuevo año 2021.

Barnes manifestó que ha sido un año complicado, y creo que es importante reconocer que la institución como tal  reaccionó rápidamente, en el caso particular de nosotros nos vinculamos a profesores que tienen una experiencia en plataforma, en el caso de la unidad académica y contamos con los compañeros de la Dirección de Informática que dirige el ingeniero Saulo.

Tuvimos la oportunidad de preparar rápidamente a algunos de los profesores del programa  Relevo, que  se convirtieron en monitores y ellos atendieron particularmente el entrenamiento de cada uno de nosotros en los respectivos departamentos, esto es un poco la situación de aprendizaje  por implementación.

El hecho de que manejamos programas y manejaramos computadora no era sinceramente óbice para que reconocieran que  teníamos una limitante sobre los programas en las plataformas y eso fue importante que los profesores atendieron rápidamente eso, y luego reconocerles a los profesores el esfuerzo inmediato que hicieron, tanto en Chiriquí como en Panamá.

Pero fundamentalmente a los estudiantes, porque realmente fue importante para ellos ese salto cualitativo, en el sentido de que no había manera de que nos preparemos de la forma que abruptamente llegó el virus, y los muchachos con las limitaciones con  algunas áreas sin señal, algunos muchachos sin el equipo adecuado, algunos geográficamente descolocados hicieron un trabajo que  realmente fue  impresionante.

La universidad no lo llamó educación virtual, sino educación a distancia de manera que allí se implementaron los activos virtuales y también  las medidas de distancia de mandar paquetes.

Entonces nosotros usamos las plataformas como google, classroom, todos los protocolos de zoom, los correos electrónicos, y el whataspp de modo que los profesores nuestros tuvieron que entrenarse rápidamente en una cantidad de instrumentos tecnológicos que de alguna manera lo conocíamos, pero no trabajábamos y por consiguiente no lo dominamos, de modo que yo debo decir que  es importante para y la Universidad actuó rápidamente seguramente hemos tenido algunas limitaciones pero en la parte de práctica para nosotros si fue importante.

Nosotros consideramos que tenemos que  abrir un abanico con los  espacios,  cuando las oportunidades se den, nuestros muchachos puedan hacer prácticas de cursos que ya superaron de manera categórica en la práctica.

Barnes destacó que en lo referente a la práctica algunos colegas consiguieron programas virtuales, como simulaciones en las redes sociales y hay algunos muchachos practicaron en términos de simulación, pero también tenemos el compromiso de que algunos cursos hay que hacer una actividad en concreto,  hay que demostrar  el manejo, el dominio práctico de eso evento de los estudiantes.

En la primera ventana que tenemos vamos a trabajar sobre recuperar algunas actividades prácticas que ellos dominan, de modo que  eso es lo que hemos hecho un poco para atemperar la situación.

Yo sigo considerando  que es importante la presencialidad, no hay manera de que sea superada  por este evento, pero seguramente este mecanismo llegó para quedarse, pero nos va servir como subsidio, como apoyo a los eventos prácticos presenciales que la universidad tiene que  seguir desarrollando.

De modo que nosotros esperando que esta pandemia nos dé una tregua, nosotros pretendemos, ya sea los sábados o entre semestres por que el verano recuperar mediante práctica, algunos de los conocimientos que los muchachos requieren en función de los cursos que ya tomaron que ya dominan la parte teórica.

En cuanto a mayor presencia física de los estudiantes el decano expresó que los estudiantes sobre todo de años superiores están consiente de eso, y los muchachos saben que el mercado está muy competitivo, que papel no es suficiente, y debe demostrar conocimiento y ellos saben que ha quedado algunas lagunas y unas fases que hay que llenar, y ellos están consciente de que eso así, en su mayoría los muchachos saben que es así, y ellos lo han pedido de hacer práctica en el momento que haya la oportunidad.

De modo que eso los muchachos lo tienen bien claro, también nosotros  los  profesores se lo hemos estado planteando, sobre la base que nosotros  los profesores vamos  a tener que atender sus cursos normales y van a tener que atender esa práctica fuera del horario regular.

El catedrático dijo que la Universidad tuvo mucha responsabilidad, yo creo que es la entidad de educación superior que mejor actúa en la circunstancia, en la que estamos nosotros, por sobre todo por el volumen de estudiantes que maneja la institución, 75 mil estudiantes no son fácil de manejar a nivel nacional y la universidad, y los órganos de gobiernos y las autoridades tomaron las decisiones correspondientes a sabiendas de que teníamos limitaciones.

Todo esto implicaba  que hemos descubierto, lo cual ya sabíamos pero quedaba en evidencia que al país le falta una cobertura más global, con la señal de internet por ejemplo, y a los muchachos le falta acceso a muchos recursos tecnológicos, pero sabíamos que eso iba suplirlo con esfuerzo, con  trabajo.

A veces nuestros estudiantes tenían que salir de sus casas e irse a un cerro o árboles a obtener la señal, tenía que moverse de su comunidad para poder trabajar , por no tener señal de internet tenía que  trabajar con correo, en   una infoplaza o trabajar con wasap.

De modo que la gente suplió con rigurosidad la ausencia de una mayor condición que yo creo que ha dejado en evidencia que el país necesita fortalecer y tener una cobertura nacional tecnológica de mayor envergadura que cubra todas las áreas tanto rurales como urbana , pero evidentemente  la universidad tuvo en consecuencia por ser la entidad de educación superior con mayor responsabilidad en esta cosa.

Incluso diría que la única,  porque en términos de los comentarios que hemos escuchado, nosotros y la Tecnología fuimos las entidades educativas en esta coyuntura.         

En lo relativo a la matrícula Barnes sostuvo que en  Chiriquí por lo menos ya tenemos dos ciento estudiantes inscritos, eso implica un incremento de estudiantes que van a ingresar a la universidad,  nosotros tenemos que prepararnos.

Dado el hecho de que los muchachos no están haciendo nada y sin opciones laborales, los muchachos están buscando una opción y en el caso de la educación es una de ella, entonces tenemos que prepararnos porque la matrícula se va incrementar prácticamente en toda la institución.

Con respecto a la adquisición de los alimentos el decano señaló que hay que destacar el papel del sector agropecuario en la coyuntura, yo creo que es innegable que así mismo como  se demostró la necesidad del sector salud,  se demostró la necesidad  del más alto nivel del sector agropecuario.

Nosotros tenemos por ejemplo  muchos estudiantes nosotros trabajando en las bolsas de Panamá Solidario, nosotros tenemos muchos vínculos con productores que realmente encontraron una salida para aportar a  lo largo de todo el año sus productos al programa de Panamá Solidario, nosotros mismo contribuimos con productos agropecuario y trabajamos mucho en la producción de semilla y de arroz para cubrir la necesidad de nuestros productores.

El país debe reconocer y ese reconocimiento  debe de venir vinculado con un mayor aporte al sector agropecuario en materia de atención tecnológica, en materia de apoyo a la producción agropecuaria especialmente en materia de educación universitaria y en materia de una consideración más respetuosa, más empática  con el sector agropecuario.

Creo que aquí en Panamá nadie pasó, calamidades en capacidad de obtener alimentos, porque  los productores siempre tuvieron  la capacidad de poner sus productos en el mercado, incluso en el momentos tan duro como la catástrofe natural que se dio en las Tierras Altas, aun así, los productores de ese sector siguieron aportando una gran cantidad de productos y no se diga de los otros sectores de  Colón, Darién, Azuero, Coclé, Veraguas todo el mundo hizo un aporte importante y las organizaciones de productores también  estuvieron permanentemente  al pie del cañón haciendo el trabajo de aporte.

Debo reconocer también que es justo hacerlo que la coordinación con el sector agropecuario con el gobierno, ha sido muy interesante, el ministro de Desarrollo, el ministro consejero, y el viceministro, muchos directores nacionales han hecho una labor importante en materia de coordinación y comunicación con todos nosotros.

En cuanto a traer alimentos de afuera, Barnes sostuvo que se debe hacer un reconocimiento a las autoridades del gobierno porque realmente fue importante en esta coyuntura porque fue responsable con el sector para que no se violaran la normativa económica, ni la normativa de la perspectiva de la sanidad, es decir los productos que vinieron era en acuerdo con las cadenas agroalimentarias y en función de que el producto nacional ya había colocado su producto en el mercado.      

De modo que debo reiterar el reconocimiento el gobierno, el estado en este caso particular atendió la protección necesaria que requiere el productor para poder seguir haciendo este trabajo, aquí no hubo contrabando  no  masiva como en años anteriores, no hubo importaciones,  ni mucho menos cuando el productor no estaba cosechando, no hubo el  dumping de los precios   para afectar al productor nacional, siempre hubo una colaboración, y una atención armónica de la situación del productor nacional, y yo creo que  eso es importante porque eso también permitió que los productos pudieran llevar al consumidor  sus productos de buena calidad y precio realmente justos.

Con respecto a la saturación del mercado de vendedores de frutas y legumbres, Barnes manifestó que eso fue un desarrollo económico micro que se desarrolló en el momento más álgido de la pandemia, es decir la gente no tenía  posibilidad de estar saliendo a cada rato y de alguna manera esos pequeños comerciantes llevaban el producto a las barriadas.

En verdad eso fue un beneficio en ambas direcciones, por un lado, adquirían los productos de los productores que lo llevaban a los consumidores,  y ellos mismo resolvían su día a día, ese emprendimiento que levanta su nivel.

En cuanto a la expansión de la unidad académica para el 2021, Barnes expresó que tiene otro planes y otra dirección, nuestras actividades académicas e investigación pensando en el desarrollo del sector agropecuario, entonces la propuesta de la Facultad es establecer su Centro de Investigación y su unidad académica para el Este del país, es decir que se vincule, porque hay un centro de desarrollo entre Chepo y Darién y una gran cantidad de productores y además estudiantes del sector agropecuario.

Tenemos que reutilizar una parcela importante que quedó en el antiguo Centro Experimental de Tocumen, y además estamos comprando la finca de Panamá Este para el restablecimiento del centro de investigación, y  por supuesto seguir incrementando los nivele tecnológicos en  la facultad que es ahí donde queremos apuntar en la agricultura de precisión, agricultura  con drones controlado, ya tenemos un entrenamiento y una capacidad instalada en términos de recursos humanos importantes y seguimos todavía este año que enviaremos cinco  (5) muchachos,  si Dios quiere así, como relevos generacional preparándose a nivel internacional en la ya tenemos unos veinticinco (25) y se está renovando.

La Facultad ha aprovechado muy bien este programa, lo que necesitamos es que el estado vea la posibilidad de potencial que tiene la facultad que tiene de ayudar al sector rural, a nosotros no nos interesa quedarnos en la unidad académica que están aquí en el centro de la ciudad, nosotros queremos desplazarnos  como estamos en Chiriquí,  queremos desplazarnos a Panamá Este entre Chepo, Darién y Tocumen que son áreas rurales de ahí que son área agropecuarias que tienen un potencial agropecuario, pecuario, forestal y ambiental en esa área donde nosotros  queremos desarrollar nuestras tareas. Y el gobierno nos necesita, y eso es importante decirlo.

 Con relativo al uso de la tecnología en la educación el decano dijo que si nosotros  queremos que la gente estudie ciencias agropecuarias, pero con criterios tecnológicos ya superados los muchos no quieren entender eso esto es una generación tecnológica, y la gente debe de saber que la tecnología ya está en el sector agropecuario, el concepto de drones, en estos días hicimos un levantamiento de un recorrido que casualmente tenía problema con un drenaje y los colegas lo trabajaron a través de unos drones que tenemos haya en la Facultad.

Aparte de eso tenemos que trabajar agricultura de precisión, lo que es tecnología, entonces los muchachos no quieren estudiar agricultura como si tuvieran en el  siglo 19, estos muchachos quieren estudiar agricultura  forestal y manejo ambiental en función de la tecnología que hay y la universidad y el país tiene que estar al tanto de eso.

Por eso nosotros insistimos tanto en eso que el gobierno tiene que prestarle atención al desarrollo de la educación agropecuaria, somos la única Facultad, la más completa del país y estamos donde debemos de estar y estamos en el sector agropecuario y estamos dispuesto a desarrollar e impulsar el desarrollo del sector calificado y tenemos  graduados en todas  partes mundo.

Lo que necesitamos es el apoyo,  para que eso se traduzca en beneficios no solo de los estudiantes nuestros,  sino de los productores y por ende del consumidor nacional.

En cuanto al Laboratorio de Arroz  recién inaugurado en la provincia de Chiriquí, el decano señala que esperan que el gobierno les dé el aval para que sea un laboratorio de referencia, porque? Porque nosotros necesitamos que el Laboratorio de Arroz sea de referencia    que tenga la confianza de que cuando él lleve su producto a la facultad en este caso,  este árbitro neutral y científico que es la institución nuestra le va decir exactamente cual es la condiciones de su producto.

¿Cual es su nivel de humedad?, ¿cual es su calidad de grano?, ¿cual es su nivel de suciedad?, ¿cual es su nivel de maleza?, es decir  la idea fundamental es que si usted vende un producto como productor usted va saber exactamente qué va vender.

Lo que pasa ahora es que hay  muchos rubros y la misma gente que compra es la misma gente que califica esa variables y aunque la gente lo vea bien el productor y con razón va quedar sospechando que lo burlaron.

Es decir yo soy el comprador y tengo que evaluar si tu arroz es bueno, si tiene humedad adecuada y todo lo hago con mi maquinaria y mi equipo,  nada me  impide que yo incremente esa variable para perjudicar y afectar el precio al productor.

Entonces para eso se requiere gente neutrales, funcionales, académicos científicos que le diga al productor y al comprador en este caso los molinos, que este arroz tiene esta condiciones de modo que debe de  pagar el precio en el marco de esas condiciones, esa confianza debemos ganarnos la con los productores y con los comerciantes y empresarios sobretodo molineros.

El estado debe darnos el reconocimiento para que todas las partes sepan  que estamos avalados, es como el (IEA)  Instituto Especializado de Análisis,  un instituto especializado que goza de reconocimiento nacional, y esa es la idea.

Nosotros tenemos un laboratorio de Suelo muy bueno que goza de mucha reputación en el país, y estamos tratando de elevar el nivel de ese laboratorio de Suelo y fuera mucho mejor con el aval del estado para  convertirnos en un  laboratorio de referencia.

Finalmente el decano Eldis exhortó a la comunidad universitaria a cuidarse y que ha sido lamentable el efecto del Covid-19 en la universidad, muchos amigos y gente importante nuestra ha fallecido.

Lo primero que les quiero pedir a los compañeros, a los colegas, a los estudiantes a los gremios y lo segundo es mantenerse ocupados y cultivandonos intelectualmente, haciendo un nivel de ejercicios y comiendo de manera racional y además nutricional.

Esperamos que este virus nos dé una tregua para volver a la normalidad, con la expectativa de que las vacunas comienzan a llegar y empiece a disminuir  un poco la presión del Covid sobre la comunidad y sobretodo en nuestros hospitales, pero fundamentalmente le deseo salud a nuestros compañeros y amigos, autoridades, colegas, órgano de gobierno, estudiantes, a los profesores de la facultad y agradecerle a ellos y a nuestros estudiantes y trabajadores administrativos todo el esfuerzo que ha hecho, a pesar del año difícil en que nos hemos tenido que desenvolver. Siéntete orgulloso de tu Universidad de Panamá.

Por: Alfredo Meléndez

Foto: DIRPUP

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s