¿LA DESINFORMACIÓN PUEDE CAMBIAR LA OPINIÓN DE LOS LECTORES?

por. Yamileth Donalicio

Hablar de desinformación o de manipulación mediática, es el pan de cada día. Este fenómeno lo vemos a diario en los medios de comunicación y en las redes sociales y lo más lamentable lo que antes tardaba tiempo en propagarse, ahora necesita sólo unos minutos para hacerse viral.

El tiempo y la rapidez que se difunden la desinformación y las noticias falsas, han permitido   cambiar las opiniones de las mayorías de los lectores que siguen a figura política, a un artista o a un gobernante.

 Sin duda es una herramienta que data desde la segunda guerra mundial, cuando los ingleses utilizaban las propagandas para confundir a la población, cito al autor Stanley Newcourt-Nowodworksi, cuando en su libro “La propaganda negra en la Segunda Guerra Mundial.

Stanley plantea como ejemplo de propaganda negra o de desinformación en el momento que los ingleses lanzaban desde el aire volantes en el territorio alemán en los que se denunciaba los desmanes del gobierno nazi y se incitaba a la población a la sublevación; la debilidad de esta propaganda es su falta de credibilidad por el hecho de no tener fuente y venir del enemigo”.

El autor explica en su libro que la manipulación informativa trata de generar zozobra entre la población, terror dirán algunos, todo con la finalidad de vulnerar la voluntad de lucha y sumarse en un ambiente de inseguridad y desesperanza; esta dinámica sumada al clima de inseguridad que padece el país lo convierte en un ambiente propicio.

Después de la segunda guerra mundial se han suscitados otras guerras a través de los años, esta vez por informaciones de inteligencia. En una investigación periodística de la BBC ha determinado que las mentiras de dos espías iraquíes jugaron un papel central en la decisión de Estados Unidos y Reino Unido de comenzar la guerra de Irak para derrocar al gobierno de Saddam Hussein.

El estudio periodístico muestra cómo, desde antes del inicio de los combates, las evidencias de inteligencia y de fuentes de alto rango apuntaban a que el régimen de Hussein no poseía armas de destrucción masiva.

Esto es una muestra más, de que, si se dio desinformación para destruir al pueblo Irak, esto cobro muerte de niños, ancianos y de gente inocentes y el desprestigio de una nación. Las grandes potencias influyen en la opinión de los lectores, ellos controlan a la gran mayoría de los medios de comunicación, en un cerrar y abrir de ojo nos vendieron la idea de que existía un mostro y que era Saddan Husein.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s