EDUCACIÓN INCLUSIVA  

Cada individuo posee características, capacidades y necesidades de aprendizajes distintos, es precisamente en donde los centros de estudios superiores deben redoblar esfuerzos por diseñar dentro de sus programas de trabajo, contenidos especializados, tomando en consideración la profunda diversidad inclusiva existente. 

La educación integradora en Panamá, promueve la construcción de escenarios de aprendizaje como instrumento suplementario para la enseñanza; razón por la cual la UNESCO la define como el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes a través de la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, reduciendo la exclusión en la educación.  

Hoy, muchas familias de nuestro país luchan día con día por la inclusión e igualdad de derechos para dejar de ser un grupo invisible en la sociedad. Este término surge por los años 1990, el cual pretende sustituir la integración. 

La educación no es un privilegio como muchos piensan o creen, es realmente un derecho, esto aunado, confirma en cómo los centros educativos deberían intensificar y reforzar los métodos académicos y con ello transformar los sistemas educativos para así responder debidamente a la diversidad de los estudiantes, incrementando los aprendizajes y la participación de los alumnos, desarrollando contenidos enfocados en la igualdad y fomentando la buena convivencia dentro y fuera del aula. 

La política de inclusión social de las personas con discapacidad dentro de la Universidad de Panamá se fundamenta en las estrategias de Estado en materia de discapacidad que busca que todas las personas tengan acceso a los beneficios de la educación.

De aquí se desprenden sus objetivos, principios y componentes, los cuales son contextualizados al quehacer de nuestra primera casa de estudios superiores en cuanto a sus funciones esenciales como lo son: la docencia, investigación, extensión y gestión. 

La Universidad de Panamá ha creado la Oficina de Equiparación de Oportunidades, precisamente para establecer políticas de educación inclusiva que garantice que todas las personas, sin distingos de ninguna índole, reciban una educación de calidad, integradora y con pertinencia.

La inclusión amplía los principios de justicia social y equidad educativa, un enfoque innovador que se le debe dar a la educación y no como un conjunto de técnicas educativas, logrando el incremento de los aprendizajes y la participación.  

Para el docente, la inclusión en la educación de adultos es amplia, ya que, en ella, no solo se trabaja en igualdad de condiciones, sino que la enseñanza y el aprendizaje va acompañado de empatía, resiliencia, flexibilidad, compañerismo y solidaridad y con esto lograr aprendizajes colaborativos, aprendizaje inter-generacional, educación familiar, educación comunitaria. 

Para la Universidad de Panamá es sustancial y primordial gestionar e impulsar el desarrollo de planes y programas que fomenten la inclusión social de las personas con discapacidad en la Institución, así como desarrollar proyectos que promueven una actitud y cultura de compromiso por el respeto a los derechos humanos y la equiparación de oportunidades. 

“Universidad de Panamá, la #1 en Educación Superior”

Por Elga Miranda

Imagen de Internet https://escuelasparalajusticiasocial.net/curso-sobre-inclusion-educativa-fundamentos-de-la-inclusion-como-derecho-y-estrategias-de-implementacion-con-dua-y-paci

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s