INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ PUBLICAN ESTUDIO SOBRE DIPLOMACIA CIENTÍFICA CASO DE PANAMÁ

 

Los docentes de la Universidad de Panamá siguen elevando el prestigio de la institución con sus investigaciones y estudios que realizan a nivel nacional como internacional.  

 

La administración del Dr. Eduardo Flores Castro ha apostado por la investigación durante estos cinco años en apoyar y elevar la misma por lo que se complace en felicitar a los colegas de la Universidad de Panamá: Rolando Gittens, Sandra López e Ivonne Torres quienes me han hecho llegar su publicación en una revista académica que está indexada en la base de datos Scopus.

 

El estudio publicado por los autores es concerniente a la “Diplomacia científica como término general para la asesoría científica en relaciones públicas y exteriores en los pequeños países en desarrollo: El caso de Panamá”.

 

Introducción

 

La historia de Panamá ha sido influenciada por la ciencia y la tecnología desde sus inicios. El evento geológico que formó el istmo que unió América del Norte y del Sur, hace más de 3 millones de años, le dio su ubicación estratégica y una de las mayores riquezas de biodiversidad del mundo (O’Dea et al., 2016).

 

La construcción del Canal de Panamá fue una de las obras de ingeniería más ambiciosas de su tiempo, pero la mala gestión de las condiciones de salud de los trabajadores jugó un papel clave en el fracaso del proyecto original, liderado por los franceses (Marshall, 1913).

 

Cuando los Estados Unidos se hicieron cargo de la obra, justo después de la independencia de Panamá de Colombia en 1903, el Dr. William Gorgas implementó medidas similares a las adoptadas en Cuba a raíz de la investigación del Dr. Carlos Finley para eliminar los mosquitos de la fiebre amarilla (Mason, 1916; Chaves-Carballo, 2005).

Esto permitió completar con éxito una gran labor de ingeniería, convirtiéndose en uno de los primeros ejemplos de diplomacia científica (SD) para la salud global.

 

A pesar de la compleja relación diplomática entre Estados Unidos y Panamá, ambos países acordaron establecer en Panamá algunos de los mejores institutos en Ecología Tropical y Medicina, como el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical (STRI) y el Gorgas Memorial Institute (GMI).

 

Implementado por los Estados Unidos pero administrado oficialmente por el Gobierno panameño desde 1990, este último se ha convertido en un instituto internacional de referencia para la investigación de la salud tropical y pública (Wright, 1970; Adames, 2003). STRI sigue siendo un instituto estadounidense que estudia todos los aspectos de la abundante y sin explotar biodiversidad en el país (STRI, 2018).

 

Muchos de los eventos científicos y tecnológicos históricos más relevantes de Panamá están entrelazados con decisiones políticas y han ocurrido generalmente bajo el liderazgo de otro país, o fueron llevados a cabo por un grupo interesado de científicos y técnicos y no como una estrategia nacional.

 

No fue hasta finales del siglo XX, que Panamá comenzó a desarrollar y fortalecer sistemáticamente su ecosistema científico con la creación de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT) (Romero y Quental, 2013).

 

Actualmente, es la principal institución pública que financia la investigación y la primera en promover la importancia de formar a jóvenes científicos en habilidades de comunicación, relacional y liderazgo en SD (Gittens y Lopez-Verges, 2018).

 

Senacyt también fomenta la interacción entre la comunidad científica y el Ministerio de Relaciones Exteriores, así como la participación de los investigadores en diferentes estrategias y proyectos nacionales.

 

Es importante destacar que además de los docentes universitariosque laboran en la Facultad de Medicina, y el Departamento de Farmacología, Facultad de Medicina, Universidad de Panamá.

 

También participaron de este estudio Thais Collado, Ministerio de Relaciones Exteriores, Panamá; Jennifer Pimentel y Anabella Vázquez, Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, SENACYT; Marta Pulido-Salgado, Investigación y Ciencia (Edición Española de Scientific American, Springer Nature), Barcelona, España.

 

 

“Universidad de Panamá la # 1 en Educación Superior”.

 

Por: Alfredo Meléndez Moulton.

06/05/2021

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s