El Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá (CONEAUPA) entregó de manera oficial la Certificación de Reacreditación a 23 universidades públicas y privadas del país, entre ellas, a la Universidad de Panamá (por seis años), tras cumplir con todos los parámetros evaluados por los pares externos que la visitaron en los meses de octubre y noviembre.

“La Universidad de Panamá ha trabajado muy duro para lograr esta reacreditación”, indicó el rector, Dr. Eduardo Flores Castro. “Recordemos que la universidad tiene 100 mil estudiantes, 4,800 profesores y cuenta con presencia a nivel nacional (incluyendo las comarcas indígenas), por lo que no fue fácil prepararnos para este proceso, pero esto nos ayudó a reordenar documentos, establecer nuestras políticas futuras, y logramos reacreditarnos con la cantidad de tiempo máxima (6 años).  

Esta reacreditación es importante y estamos contentos por esto, pero ahí no termina todo, seguimos trabajando por mejorar constantemente y buscamos crear una Oficina de Aseguramiento de la Calidad de la Educación, de tal manera que, nos preparemos de forma permanente ante estos procesos de acreditación y reacreditación, dijo Flores.

Los pares externos que evaluaron a la Universidad son profesionales de alta experiencia, de origen internacional (10 países diferentes), quienes visitaron distintas unidades académicas, para constatar el cumplimiento de cada uno de los factores evaluados en la reacreditación.  Durante el Proceso de Reacreditación se evaluarán 4 factores: proyecto institucional, proyecto académico, comunidad universitaria e infraestructuras.

La secretaria ejecutiva de CONEAUPA, María del Carmen Terrientes de Benavides, señaló que la acreditación es importante para todas las universidades. “Estamos trabajando para crear una cultura de calidad en todas las instituciones educativas del país”, todas las universidades deben rendir cuenta, entrar en los procesos de reacreditación, fortalecerse y tener cada vez mejor calidad, a fin de brindar una educación óptima.

El viceministro administrativo de Educación, José Pío Castillero, explicó que el mejoramiento de la calidad de la educación superior es un compromiso de todos, el Estado, el sector productivo, estudiantes y todos los ciudadanos. Sostiene que el país ha alcanzado niveles importantes en materia de educación superior, no obstante, hay que seguir avanzando y fortaleciendo la institucionalidad, la búsqueda de contar con un sistema de educación superior de calidad mundial generador de conocimiento, con equidad y sentido de pertenencia, con énfasis en formación ética de los seres humanos.

Cabe destacar que la acreditación es el proceso voluntario mediante el cual una organización es capaz de medir la calidad de servicios o productos, y el rendimiento de los mismos, frente a estándares reconocidos a nivel nacional o internacional.

Por. Irina Chan Castillo / Foto: Ian Arcia