HASTA LUEGO PARA UN MAESTRO DE LA CÁMARA Y LA EDICIÓN EN LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

Publicado por

El domingo 15 de noviembre de 2020, Bolívar Rivera, no fue a cubrir o a buscar una noticia como habitualmente lo hizo por más de 38 años de labores en la Universidad de Panamá durante los cuales se desempeñó como camarógrafo, y editor de noticias en la Dirección de Información y Relaciones Públicas.

Ese día él fue la noticia, alrededor de las 6:00 de la tarde del 15 de noviembre empezó a circular en las redes sociales la noticia del fallecimiento de Bolívar, el camarógrafo de Relaciones Públicas de la Universidad de Panamá, había perdido la batalla, tras varios días de permanecer hospitalizado.    

Un funcionario, compañero y amigo siempre dispuesto y atento a colaborar, sus dos últimos discípulos en la Dirección de Relaciones Públicas a quienes les transmitió sus conocimientos profesionales como camarógrafo fueron George Haywood y Francisco Perea, quienes llevan el legado de su maestro en esta profesión.

En sus últimos días de retiro se trasladó a la Dirección de Tecnología Educativa donde también dejó la huella imborrable de su trabajo profesional, pero sobretodo como buen amigo y profesional que fue.

Si nos pidieran una opinión sobre cómo fue en vida nuestro amigo Bolívar Rivera, sin duda la mayoría coincidiríamos en calificarlo como una persona humilde, sencilla, siempre dispuesta a colaborar, un maestro innato con manos prodigiosas para reparar cualquier daño que se presentará en la oficina bajo su propia iniciativa, siempre con su característica sonrisa que lo acompañaba en todo momento.

Bolívar, quien partió a la presencia del Señor a los 64 años, nació el 12 de enero 1956, y falleció el 15 de noviembre de 2020 en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social donde permaneció hospitalizado. 

Quienes lo conocimos a “Bolo” como cariñosamente le decíamos sabemos que por su personalidad y gran amigo ahora mismo en el lugar donde está dice “No tuve tiempo de decirles Adiós, porque la brisa del viento fue más rápida que mis deseos”.

Familiares, amigos, compañeros y funcionarios universitarios solo nos queda decirte un hasta luego.

Querido “Bolo” este no es un adiós, mientras te recordemos y estés en nuestros corazones seguirás con nosotros, te recordaremos por su amistad, por tu belleza como persona, por tu legado como “maestro” sobre todo entre quienes ahora llevan como una huella imborrable las enseñanzas que les diste.

Siempre vivirás en nuestros corazones, hasta que Dios nos vuelva a reunir.

Hasta luego compañero Bolívar Rivera.

Por: Alfredo Meléndez Moulton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s